fondo flash
El tiempo por Tutiempo.net
Contacto | Mapa | Español | english

Historia

Inicio > Historia

Museo Arqueológicos Los BañosLa historia de Alhama de Murcia se vincula estrechamente con los afloramientos de aguas termales. La presencia de los baños junto con los recursos naturales que ofrece el medio físico, propiciaron la existencia de actividad humana desde el periodo eneolítico, en el año 3000 antes de Cristo.

La huella andalusí se halla impresa en las tierras alhameñas dando nombre a la población, la cual conserva importantes vestigios de la historia de romanos, musulmanes y cristianos, siendo escenario de luchas entre los reinos de Castilla y Granada.

Dentro del contexto general del valle del Guadalentín, Alhama de Murcia ha seguido una ocupación humana similar desde la Prehistoria hasta la actualidad. Los yacimientos arqueológicos se distribuyen por el término municipal en base a los recursos naturales del medio físico: agua en nacimientos, tierras fértiles, pastos, cerros de mediana elevación con fácil defensa, etc...

Museo Arqueológicos Los BañosSon, sin duda, los Baños Romanos, los restos arqueológicos más importantes del municipio que, con una antigüedad de dos mil años, permiten al visitante hacer un recorrido por el típico baño romano con dos sectores diferenciados: baño termal-medicinal y baño recreativo; por unos baños islámicos y por los restos de un balneario del siglo XIX. Actualmente es un museo de Sitio.

La llegada de los musulmanes a la península ibérica en el siglo VIII supone el control militar de los núcleos donde existía una importante población de tradición tardorromana. El Castillo de Alhama se convierte en un conjunto fortificado asociado a una población estable que cumplía una función estratégica de control. Tras la conquista castellana, la villa quedó vinculada a la corona hasta que fue incorporada al Señorío de los Fajardo en 1387.

Castillo de Alhama

Fuera del núcleo urbano, el poblamiento rural se halla diseminado por todo el término municipal con pequeñas comunidades asociadas a una torre atalaya, como en los casos de las torres de Inchola, La Pita, el Azaraque y, en otros casos como Ascoy, Torre del Lomo o Torre de la Mezquita, que no presentan restos de hábitat pero que tienen una función de control defensivo y enlace visual con el resto de fortalezas más importantes. Otros asentamientos tienen carácter residencial como la fortaleza de La Pita o Los Palacios.

Un paseo por la arquitectura del s. XVIII comienza con la Iglesia de San Lázaro con su magnífica portada, continúa por la Iglesia de la Concepción, y se completa con los edificios vinculados a la actividad económica que son un fiel exponente de la denominada “Arquitectura del Grano”.Ver foto La Casa de la Tercia, granero del Marqués de Villafranca y los Vélez, situado en la calle Larga, que conserva el escudo del Marquesado rodeado del Toisón de oro; el Pósito Municipal situado en la calle de Fulgencio Cerón Cava, y el Centro Cultural Plaza Vieja, cuyo edificio era particular y fue adquirido por el Gobierno municipal para Ayuntamiento, función que desempeñaría desde 1923 a 1986, son ejemplos de estas edificaciones monumentales caracterizadas por la clásica arquitectura de ladrillo junto a los tramos enlucidos de mampostería. Tanto los mojones de la Orden de Santiago y la Iglesia de Cartagena del año 1760, como los molinos del cauce del río Espuña y del río Guadalentín, constituyen otros ejemplos de la arquitectura de este período.

La impronta artística de los siglos XIX y XX aparece reflejada en las casas del casco antiguo de la Plaza Vieja, calle Larga, Corredera, que, con sus fachadas clásicas y coloridas, sumergen al visitante en un ambiente de paz y sosiego al pie del Cerro del Castillo.

Plaza Vieja

El crecimiento de la población ha delimitado nuevos espacios arquitectónicos y jardines salpicados de edificios públicos del último siglo como la casa de los Saavedra (actual Centro Cultural V Centenario) y el actual Ayuntamiento, ambas de principio de siglo, o la Plaza de Abastos construida en 1928. En los últimos años, la plaza de la Constitución, el parque de La Cubana y el Jardín de los Patos, junto con su entorno, enmarcan el nuevo centro social y económico de la villa, en detrimento de la antigua Plaza Vieja que, con sus imponentes casonas nobles y la antigua e inolvidable Fuente del Caño, siguen siendo de obligado punto de encuentro para el visitante.



subir - top

© 2017 
Plaza de la Constitución, 10 Alhama de Murcia (Murcia)
Telf: 968 63 35 12 · Fax: 968 63 94 90
turismo@alhamademurcia.es
Diseño y programación: Avatar Internet S.L.L.
Escudo de Alhama de Murcia Q de Calidad Turística Oficinas Turismo ISO
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información